Bienvenidos a la plataforma online de productos artesanos

Puchero de barro para cocinar 1 litro de 12 x 12 cm.

Por Alfareria M. Zabala de Spain

Precio 11,58 €

El envío para este artículo es 4,85 € y normalmente se envía dentro de 3 días.

información de entrega

El plazo de entrega estimado es (lunes a viernes) hasta que el vendedor envíe el artículo. El tiempo de entrega real dependerá de su ubicación de entrega.

Política de devoluciones

Si en el pedido recibido encuentra algún producto defectuoso debe ponerse en contacto a info@alfareriazabala.com o llamar al 663753601 Podrá devolvernos la mercancía siempre que comunique su intención en el plazo de una semana después de recibido el pedido y siempre que mantenga en optimo estado su embalaje. Para ello debe ponerse en contacto con nosotros en info@alfareriazabala.com, llamar al 663753601 o también puede utilizar nuestra sección de contacto. Siempre que la devolución responda a defectos del producto, Alfareria M. Zabala asume los gastos de envío ocasionados por la devolución. Usted podrá reponerlo ó sustituirlo por otros artículos. Si las razones de devolución son ajenas a Alfareria M. Zabala, es decir, si el consumidor quiere ejercer su derecho de desistimiento (devolución), tendrá un plazo de 14 días naturales a partir de la fecha de recepción del pedido. Alfareria M. Zabala se compromete a devolver el importe íntegro de la compra descontando 8.00€ por los gastos de la recogida. El reembolso se realizará una vez ricibido en nuestras instalaciones y comprobado el estado del mismo. Para ello debe ponerse en contacto con nosotros en info@alfareriazabala.com, llamar al 663753601 o también puede utilizar nuestra sección de contacto. Para su devolución, el cliente deberá llevar el paquete a la agencia más cercana de CTT Express y enviarlo a Alfareria M. Zabala, Avenida de la constitución 44 bis, 45570 Puente del Arzobispo (Toledo), a portes debidos.


Puchero de barro para cocinar 1 litro de 12 x 12 cm aproximadamente. Pieza de Alfarería, hecha a mano en Puente del Arzobispo declarada por la UNESCO patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en el 2019. Esta pieza está hecha con barro refractario y se puede utilizar en todo tipo de fuegos, se aconseja cocinar a fuego lento, es ideal para hacer cualquier guiso, el barro potencia el sabor de los alimentos que se cocinan en él, dandolos un sabor muy especial. Esta pieza es totalmente ecológica y respetuosa con el medio ambiente. Instrucciones para utilizar el barro para cocinar Los asadores, bandejas, cazuelas y pucheros de barro refractario son ideales para cocinar por el sabor especial que le da a las carnes y guisos que se hacen con barro. Para utilizar las cazuelas lo primero que hay que hacer es sumergirlas durante 24 horas en agua fría y con un poco de sal, solo la primera vez que se vayan a utilizar. Luego, como ocurre con todos los recipientes de barro que se utilizan para cocinar, es necesario comenzar a fuego lento, puesto que el barro es un material muy especial que puede resquebrajarse o romperse cuando sufre cambios bruscos de temperatura, tanto al calentarlos, cuando vamos a empezar a cocinar, como cuando hemos acabado a la hora de enfriarlos. Estos utensilios de barro lo único que les rompe, al cocinar, son los cambios bruscos de temperatura y no la temperatura en sí puesto que ya están cocidos a 1035 grados centígrados. Si las utilizan en hornos eléctricos de las cocinas de casa es muy difícil o casi imposible que den problema de rotura. Su calor es homogéneo, lo que significa que la temperatura la coge por todos los sitios igual y por lo tanto no hay que tener ningún cuidado, desde el primer minuto que hayamos puesto la cazuela, bandeja o puchero en el horno puede ponerse al máximo de temperatura. En el caso de asadores, bandejas o cazuelas en hornos de leña o si son pucheros para cocinar a la lumbre o gas, tenemos que tener especial cuidado en que vayan cogiendo la temperatura poco a poco. Un secreto es echarle agua totalmente hirviendo para que coja temperatura todo por igual, un rato antes de meterla en el horno o ponerle en el fuego, así el barro ya tendrá más temperatura y tardará menos en empezar a hacerse la comida, además de tener más garantías de que no se romperá por el cambio brusco de temperatura.